Presiona "Intro" para saltar el contenido

Acusan a la consejera Carmen Crespo de silenciar a la sociedad en el nuevo Decreto de Reserva de la Biosfera

Carmen Crespo en las Amoladeras del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar
Carmen Crespo en las Amoladeras del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar

Diversos grupos conservacionistas presentan alegaciones al entender que la Consejería de Desarrollo Sostenible «ignora la exigencia de cogestión de las reservas de la biosfera» entre las administraciones públicas y la sociedad civil 

La Consejería de Desarrollo Sostenible que dirige la almeriense Carmen Crespo pretende silenciar a la sociedad civil sobre la gestión de los parques naturales que son reserva de la biosfera. En Almería, está el de Cabo de Gata Níjar. Lo quiere hacer, según han podido estudiar en el borrador del Decreto de Reserva de la Biosfera de la Junta de Andalucía. Ecologistas en Acción es uno de los colectivos conservacionistas que han presentado alegaciones al proyecto y aseguran que en el Proyecto de Decreto se mantiene un modelo de gestión en las reservas de la biosfera «sin participación social». «En ninguno de los órganos previstos existe participación de la sociedad civil de las localidades incluidas en las reservas de la biosfera. De 24 miembros del Consejo de las Reservas de la Biosfera, 20 los nombra la Junta de Andalucía, y 4 otros organismos oficiales científicos o medioambientales. No hay ningún representante de entidades ciudadanas con actividad local en las reservas de la biosfera», aseguran.

El Decreto establece un modelo de gobierno directo desde la consejería con competencias en medio ambiente, «siguiendo el esquema antiguo de finales del siglo XX». «Por ello hemos propuesto una modificación del proyecto de Decreto para que el Consejo de las Reservas de la Biosfera de Andalucía tenga funciones de participación social, con la inclusión de organizaciones representativas de la sociedad civil, y de evaluación de su gestión. También hay que regular y promover la implicación de la población local en la gestión de las reservas de la biosfera; garantizar la transparencia y el acceso de la información en materia de gobernanza de las reservas de la biosfera RB, especialmente a las comunidades locales; y ampliar la representación de la sociedad civil».

Las reservas de la biosfera fueron creadas por la UNESCO en 1974, dentro del  Programa Hombre y la Biosfera (MaB), y se definen como “territorios cuyo objetivo es armonizar la conservación de la diversidad biológica y cultural y el desarrollo económico y social a través de la relación de las personas con la naturaleza. Se establecen sobre zonas ecológicamente representativas o de valor único, en ambientes terrestres, costeros y marinos, en las cuales la integración de la población humana y sus actividades con la conservación son esenciales”.

 

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.