Presiona "Intro" para saltar el contenido

Asociaciones se oponen a la aprobación de la orden de la Consejería de Desarrollo Sostenible para el control de predadores cinegéticos

La consejera de Medio Ambiente, Carmen Crespo
La consejera de Medio Ambiente, Carmen Crespo

Argumentan que el control de predadores es maltrato animal, incumple los principios de bienestar animal

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible, presenta un borrador de Orden “por la que se aprueban los métodos para el control de predadores cinegéticos y se establece la acreditación de las personas controladoras de predadores cinegéticos en la Comunidad Autónoma de Andalucía” al que se oponen diferentes asociaciones de ámbito regional.

En un comunicado, suscriben que “no debería haber excepcionalidad para el control de la fauna silvestre mediante eliminación de individuos, a no ser casos muy justificados relacionados con la salud de las poblaciones animales y humanas. Lo que deben de hacer es restaurar los ecosistemas y con ellos sus poblaciones”.

“Los zorros y las urracas las cazan durante la temporada de caza, ¿qué pretenden extinguir estas especies? En el borrador aparece la descripción aterradora de los métodos: Los ejemplares de las especies objetivo capturados serán inmovilizados y sacrificados in situ (…) utilizando un dispositivo de bala cautiva posicionado perpendicularmente al hueso frontal en cánidos y dislocación cervical o la concusión en córvidos”, argumentan.

Desde hace años, aseguran, sectores cinegéticos y técnicos de caza de las comunidades autónomas, presionan para que se dé amparo legal y técnico a esta práctica, muchas ONGs lo critican, por no ajustarse a la normativa ni a los estudios científicos sobre la materia. Es más fácil culpar a zorros y hurracas de los males del modelo cinegético actual, que afrontar los problemas reales que afectan a los hábitats y a las especies cinegéticas.

“Es muy probable que, en Andalucía, con un 60% más de licencias que la media nacional, la baja densidad de especies cinegéticas se deba al exceso de capacidad de carga de cazadores y no de predadores silvestres”, advierten y añaden que el control de predadores “es cruel, incumple los principios de bienestar animal y no es eficaz. Está demostrado que una adecuada gestión de los hábitats y especies cinegética permite disponer de una población equilibrada de predadores y presas”.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.