Presiona "Intro" para saltar el contenido

Comienzan los «dedazos» de la Junta en Almería

Almería | Casquet durante la presentación del plan de choque contra las listas de espera en La Inmaculada
Almería | Casquet durante la presentación del plan de choque contra las listas de espera en La Inmaculada

El PP pretende colocar al concejal y diputado provincial del PP, Guillermo Casquet, en el puesto de director de Gestión Económica en el Hospital de La Inmaculada de Huércal-Overa sin tener la formación, ni la titulación necesarias

El Gobierno de las derechas en Andalucía, que venía a despolitizar la estructura del Servicio Andaluz de Salud, pretende colocar a un político en un puesto técnico del equipo de la dirección de un  hospital  en la provincia de Almería, “confundiendo puestos de libre designación con cargos de confianza” para “meter con calzador” al hasta ahora diputado provincial del PP, Guillermo Casquet. Así lo ha afirmado, Noemí Cruz, parlamentaria andaluza del PSOE de Almería.

El Partido Popular “pretende recolocar a Guillermo Casquet, que sigue siendo concejal en Macael, en el puesto de director de Gestión Económica en el Hospital de La Inmaculada de Huércal-Overa, perteneciente al SAS”, según relata Noemí Cruz, “sin ni tan siquiera reunir los requisitos reglamentarios que se exigen al personal del SAS para ostentar dicho puesto, y para el que puede que no cuente ni tan siquiera con la formación ni la titulación necesarias”, ha reprochado la diputada autonómica socialista.

Se trata de “una desfachatez más de las derechas” que mezclan “interesadamente” puesto de confianza con puesto de libre designación cuando no son lo mismo. Un cargo de confianza, explica Noemí Cruz, es aquel en el que la persona “se elige al tener un vínculo con quien le nombra” y que resulta ser “decisivo para su incorporación”. Se trata, por tanto, de una designación “que se realiza por razones subjetivas y que no están vinculadas a la competencia profesional o habilidades que pueda tener la persona contratada como cargo de confianza”.

Al contrario, continúa la parlamentaria socialista, un puesto de libre designación “debe reunir unos requisitos legales indispensables”. En el caso del Servicio Andaluz de Salud –donde el PP quiere recolocar a Casquet- estos requisitos están regulados en la Resolución de 6 de octubre de 2016 de la Dirección General de Profesionales del Servicio Andaluz de Salud, por la que se anuncia la convocatoria pública para la provisión de puestos directivos en los centros sanitarios del SAS mediante la inscripción en el registro de personas candidatas. En su anexo I viene a regular los cargos de Gestión y Servicios, Dirección Económica Administrativa y/o Servicios Generales donde se especifica que “tienen que tener título de grado o titulación universitaria”.

En este sentido, Noemí Cruz plantea dudas sobre la idoneidad de que Guillermo Casquet ostente dicho cargo de libre designación, que no de confianza, dado que “no cumple con los requisitos reglamentariamente exigidos” circunstancias que “le dejarían automáticamente fuera del cargo”, considera la parlamentaria socialista.

“Es de vergüenza que el Gobierno de las derechas, el que decía que venía a regenerar la vida pública, a despolitizar y a aplicar la meritocracia en el SAS pretenda dar un puesto de relevancia y técnico a una persona que no tiene la titulación necesaria”, ha censurado Noemí  Cruz, quien se pregunta “dónde queda el procedimiento de publicidad, mérito y capacidad” y “dónde está la despolitización de los cargos directivos del SAS”. Se trata, al contrario, “de una mentira más del PP que amolda cualquier norma a sus intereses para pagar inconfesables servicios prestados, ante el asombro del personal sanitario”.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.