Presiona "Intro" para saltar el contenido

Cruz Roja reparte 90.000 mascarillas en mayo y 180.000 en junio remitidas por el Gobierno de España para colectivos desfavorecidos

Sandra García, a la izquierda, conversa con María del Mar Pageo y otros representantes de Cruz Roja.
Sandra García, a la izquierda, conversa con María del Mar Pageo y otros representantes de Cruz Roja.

La delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García ha alabado en una visita a Cruz Roja en Almería la reorganización en tiempo récord de Cruz Roja en Andalucía para desarrollar el Programa de Ayuda Alimentaria durante el estado de alarma

 

La delegada del Gobierno de España en Andalucía, Sandra García, ha alabado hoy la “rápida reorganización” de Cruz Roja en Andalucía para repartir durante el estado de alarma 8,6  millones de kilos de alimentos de primera necesidad del ‘Programa 2019 de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas’ -1,2 millones de kilos en Almería-, una iniciativa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) “y cuya tercera fase comenzó el pasado mes de marzo, coincidiendo con el confinamiento”. Así lo ha transmitido a la presidenta de Cruz Roja en Andalucía, María del Mar Pageo, con quien ha realizado, acompañada del subdelegado del Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente, una visita al centro provincial de Cruz Roja en Almería para conocer y agradecer la
labor desarrollada por la organización.

El inicio del estado de alarma coincidió con el comienzo del reparto, “lo que obligó a Cruz Roja a adaptarse en tiempo récord para garantizar que los alimentos llegasen a las familias vulnerables y en situación de pobreza, al tiempo que debían adoptaban las medidas necesarias para proteger al voluntariado que se encargaba del reparto”. “Esta reorganización ha contado 5.500  voluntarios, a quienes agradezco su entrega y solidaridad con las familias que más lo
necesitaban, porque gracias a su labor no se vieron desprovistas de su sustento durante la grave crisis de sanitaria que estamos atravesando”, ha añadido la delegada.

Durante el estado de alarma, Cruz Roja Española ha realizado directamente la entrega a domicilio, especialmente a personas mayores y con problemas de movilidad, además de asumir de forma adicional el reparto de alimentos de otras organizaciones que se vieron sin capacidad para asumir esta tarea. A través del plan especial llamado ‘Cruz Roja Responde’ se han realizado más de 395.300 intervenciones en Andalucía, entre las que se incluyen más de 120.400 entregas
de productos de primera necesidad y ayudas económicas, que han ido en paralelo al Programa de Alimentos FEAD, dando así cobertura al aumento de demandas recibido.

Por otro lado, la delegada del Gobierno y la responsable de Cruz Roja han analizado el trabajo que realiza la institución, junto con Cáritas y CERMI, para el reparto de mascarillas entre las personas que atiende, a quienes se les cita para recoger artículos de primera necesidad y se les hace entrega además de mascarillas. Se trata de familias sin ingresos, con niños y niñas a su cargo, así como personas mayores que necesitan apoyo económico o ayuda urgente de
alimentos.

Durante los meses de mayo y junio el Gobierno de España realizó sendos envíos a Cruz Roja Andalucía de 90.000 mascarillas y 180.000 mascarillas para que se distribuyeran a los colectivos sociales más vulnerables ante la crisis sanitaria originada por el COVID-19. En todo el territorio nacional se han entregado 4,5 millones de mascarillas para su distribución a los colectivos más vulnerables en toda España.

Por otro parte, el plan ‘Cruz Roja Responde’ ha abarcado una intervención integral
con acciones de inclusión social, de fomento del empleo, de educación, de salud y
de socorros: como llamadas de acompañamiento a personas mayores, orientación
laboral a las personas desempleadas o afectadas por ERTE, el apoyo escolar a la
infancia a través de videollamada, la formación ‘online’ y la sensibilización sobre la
enfermedad, el apoyo psicosocial a afectados por la pandemia o el refuerzo de los
servicios públicos durante la emergencia, sin olvidar la atención a colectivos en
extrema vulnerabilidad, como las personas sin hogar y quienes viven en
asentamientos.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.