Presiona "Intro" para saltar el contenido

La Policía Nacional en Almería asesta un duro golpe al cultivo ilegal de marihuana en el barrio de El Puche

Más de la mitad de las viviendas de la calle Tangos estaban dedicadas de alguna manera al cultivo “indoor” de marihuana

En una operación desarrollada principalmente en la barriada de El Puche, la Policía Nacional en Almería ha procedido a la detención de un destacado clan familiar dedicado al cultivo “indoor” de marihuana.

En colaboración con la eléctrica Endesa, el Grupo 2 de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Almería inició una investigación en el popular barrio almeriense, abordando la delincuencia relacionada con la producción de cannabis y toda la problemática asociada: acometida ilegal en el suministro eléctrico y cortes en la entrega de electricidad por sobrecarga en la red.

De esta manera se localizaron múltiples inmuebles susceptibles de cultivar plantas de marihuana en las calles Tangos y Romances. Estas viviendas pertenecían de facto a una misma familia de origen marroquí, que ejercía un fuerte control sobre su producción. El clan reclutaba jóvenes de esta nacionalidad para el cuidado de las plantas y la protección y vigilancia constante de los domicilios. Estos “jardineros” llegaban a permanecer hasta una semana sin salir de las viviendas, y eran reemplazados frecuentemente por razones de seguridad.

Fueron precisamente esas medidas de contravigilancia, junto con las particularidades de la zona, lo que dificultó la labor de los agentes a la hora de reunir los indicios suficientes para obtener las pertinentes órdenes de entrada y registro. En este sentido fue crucial la participación de la compañía eléctrica, señalando y verificando los enganches ilegales y el flujo de electricidad.

La Policía diseñó un operativo mixto entre distintas Brigadas de la Comisaría Provincial de Almería para llevar a cabo los 17 registros autorizados, que se ejecutaron de manera exitosa  concluyendo con la detención de 10 varones, el decomiso de 4.712 plantas de marihuana que alcanzaban los 550 kilos, y la intervención de 2 vehículos de alta gama y de una pistola dispuesta para su uso inmediato.

Del mismo modo se procedió a inutilizar los 212 focos con sus respectivas bombillas, los 230 transformadores eléctricos, los 31 extractores y los 3 filtros usados por la organización para el cultivo “indoor” de cannabis.

Resulta significativo que más de la mitad de las viviendas de la calle Tangos estaban relacionadas con la investigación, y que algunos de los inmuebles registrados, a pesar de estar destinados al uso doméstico, contaban entre sus estancias con una, o varias habitaciones dedicadas a la plantación ilegal.

De entre los 10 detenidos por delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas, 3 residían en nuestro país de manera irregular. Todos ellos, incluyendo el líder de la organización, que contaba con antecedentes policiales por hechos similares, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, que decretó su libertad provisional.

 

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.