Presiona "Intro" para saltar el contenido

Cuevas del Almanzora | El programa medioambiental ‘Mi Playa Bonica’ vuelve a las playas de Quitapellejos, Villaricos y Pozo del Esparto

Playa de Quitapellejos
Playa de Quitapellejos

La campaña implica a la ciudadanía para ‘cambiar’ los residuos recogidos en la costa por productos de material reciclado

A partir del domingo 24 de julio, se llevará a cabo en las playas cuevanas una nueva edición de la iniciativa medioambiental ‘Mi Playa Bonica’, que organiza el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora, con el fin de educar a la población en la conservación del recurso natural playas, informando y revalorizando los espacios naturales que dotan de una excelente calidad ambiental a nuestro litoral.

El Consistorio cuevano es consciente de que las basuras marinas son uno de los mayores problemas mediambientales a nivel mundial, y de que las soluciones deben llegar a través de políticas locales integrales de conservación del patrimonio natural.

De ahí que, desde el año 2017, Cuevas ponga en marcha esta campaña de concienciación y sensibilización, entendiendo que el estado del bienestar, la salud, y la economía local están ligadas directamente al estado de conservación de los ecosistemas de los que dependemos.

El programa ‘Mi Playa Bonica’ estará el próximo domingo 24 de julio en la playa de Quitapellejos de Palomares, el día 30 de julio en Cala Siret de Villaricos y el 31 de julio en Pozo del Esparto.

Y entre las actuaciones que se llevarán a cabo habrá una primera parte de ejecución estival, que se centra en la limpieza masiva de residuos de la playa focalizada a la extracción del residuo de menor tamaño y en lugares complejos (puntos calientes: perímetros de pasarelas, zonas de vegetación, perímetros de chiringuitos…) donde  los usuarios de nuestras playas participan activamente en la limpieza de esta recompensados por una amplia gama de productos realizados en reciclaje artístico apostando por la reutilización, economía circular… que se ofertan en un especial eco-mercado donde la única moneda que se acepta es el residuo del ecosistema marítimo terrestre.

Se trata de una actividad de alto impacto donde la participación activa es de  alrededor de 100 personas. La actividad está compuesta por un museo de residuos marinos donde los técnicos explican a la ciudadanía a través de evidencias en los residuos expuestos como los plásticos entran a la cadena trófica e interfieren en el correcto funcionamiento de los ecosistemas, una exposición de fotografías de alto impacto y una obra de reciclaje artístico donde se encuentran algunas de las principales especies de nuestro ecosistema.

En dicha actividad se toman muestras de  manera protocolizada de micro y macro residuos que junto a los resididos extraídos por la ciudadanía pasan a investigación con la Universidad de Almería para proponer políticas de conservación, mitigación y preservación de nuestro patrimonio natural.

Los primeros análisis muestran como el mayor foco de contaminación en esta época del año en nuestras playas es el turístico donde cada playa (o punto de análisis) habla con sus características propias y las propuestas se realizan de forma específica.

Tras esa primera actuación estival habrá un segundo bloque de investigación, donde participan los Centros de Educación Secundaria, que consistirá en el análisis de los residuos extraídos de la jornada de limpieza. Se trata de un programa piloto junto a la Universidad de Almería y Objetivo Newen para dar participación y voz a los jóvenes locales sobre las problemáticas ambientales de su municipio junto a la oportunidad de participar en la  propuesta de políticas de conservación y gestión de los ecosistemas del litoral como objetivo final y principal del proyecto de investigación.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.