Presiona "Intro" para saltar el contenido

Cuevas del Almanzora | Los cursos de verano de la UAL regresan tras dos décadas

Andrés Sánchez, Antonio Fernández, María del Mar Ruiz y Antonio Llaguno
Andrés Sánchez, Antonio Fernández, María del Mar Ruiz y Antonio Llaguno

Decenas de participantes se han adentrado este año en el ‘Patrimonio minero. Memoria y recurso para el desarrollo local’ y en ‘Yuder Pachá y la presencia hispana en la curva del Níger’ en el emblemático escenario del Castillo del Marqués de los Vélez

Cuevas del Almanzora ha sido sede recientemente de dos de los cursos de verano de la UAL. En concreto, se desarrollaron los cursos ‘Patrimonio minero. Memoria y recurso para el desarrollo local’ y ‘Yuder Pachá y la presencia hispana en la curva del Níger’

Tanto uno como el otro tuvieron gran acogida y mucho interés por parte de los participantes y permitieron a los mismos vivir una experiencia inolvidable tanto en todo lo que pudieron descubrir con los docentes y profesionales de estos cursos como en lo que pudieron descubrir en las calles del pueblo, su costa y su sierra.

Los dos cursos, organizados y patrocinados por la Universidad de Almería y el Ayuntamiento cuevano, supusieron que Cuevas volviera, tras dos décadas de ausencia, a convertirse en sede de esta cita estival con el conocimiento que alcanza ya su vigésimo tercera convocatoria. Fueron inaugurados la mañana del pasado 13 de julio, coincidiendo con el inicio del primero de ellos, por el alcalde Antonio Fernández Liria y la vicerrectora de Comunicación y Extensión Universitaria María del Mar Ruiz Domínguez.

El titulado “Patrimonio minero. Memoria y recurso para el desarrollo local”, que tuvo lugar entre el 13 y el 15 de julio, quiso acercarse con rigor al amplísimo legado patrimonial que atesora nuestra provincia como consecuencia de la frenética actividad minera que se desarrolló sobre su geografía desde fines del siglo XVIII hasta bien avanzado el XX. Coordinado por el catedrático de Historia Económica Andrés Sánchez Picón, una decena de especialistas analizaron esta herencia desde distintas perspectivas –histórica, tecnológica, fotográfica, museística, etnográfica, artística, literaria…-, aunque siempre con un objetivo común: su aprovechamiento como un recurso inestimable para dinamizar las economías locales a través de su recuperación, conocimiento y difusión turístico-cultural, así como la trascendencia del relato para contribuir al éxito de tales fines. Además de las clásicas ponencias, que suscitaron debates muy productivos, este curso se completó con mesas redondas, visitas guiadas por el rico patrimonio minero y arquitectónico de Cuevas del Almanzora (incluido un recorrido por la exposición “Tiempos de Plata y Plomo. Economía y sociedad en la Cuevas del siglo XIX) y, como broche final, una magnífica actuación del profesor, guitarrista y cantaor Francisco García Rodríguez, Niño de las Cuevas, quien interpretó varios cantes mineros ilustrando la conferencia de clausura que versó sobre el legado inmaterial que la minería nos ha cedido.

“Yuder Pachá y la presencia hispana en la curva del Níger” fue el título del segundo curso de verano, celebrado entre los días 19 y 21 de julio. Coodirigido por Mónica Fernández Amador, profesora de Historia Contemporánea, y Antonio Llaguno Rojas, profundizó en unos hechos históricos que, allá por el último tercio del siglo XVI, situaron a Cuevas del Almanzora en una curiosa epopeya protagonizada por Yauder Pachá, aquel morisco capturado por el corso berberisco que comandó una expedición militar que acabó por conquistar Tombuctú –mítica ciudad hoy hermanada con Cuevas del Almanzora- y el imperio Songhai, en el actual Malí. Los especialistas participantes se adentraron en estos pormenores históricos, sin marginar una aproximación a la situación actual, dramática y convulsa, por la que atraviesa aquella región, sometida a un régimen de carácter integrista y fundamentalista que está poniendo en peligro el patrimonio hispano-andalusí, esencialmente el inestimable Fondo Kati, cuyo custodio Ismael Diadié Haidara ha tenido una enriquecedora participación en el curso. Esta necesaria visión reflexiva acerca del pasado, presente y futuro de aquella parte de África, el papel fundamental que nuestro país debe jugar en las relaciones de Europa con la región subsahariana, nos la brindó el exministro y editor Manuel Pimentel Siles, quien también se centró en la figura del arquitecto andalusí Es-Saheli y su influencia en la arquitectura europea contemporánea.

Fueron dos semanas intensas, aprovechadas por un alumnado heterogéneo, ya que a los estudiantes vinculados todavía a la Universidad se les han unido otros muy relacionados con el ámbito de la gestión turística o meros interesados por estas temáticas. “Puede realizarse, por tanto, un balance muy positivo tanto de la participación como del nivel académico, habiéndose cumplido sobradamente los objetivos marcados”, apuntó el alcalde cuevano, Antonio Fernández Liria.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.