Presiona "Intro" para saltar el contenido

‘Desde Mi Ventana’ de Amigos de la Alcazaba alcanza su octava semana recorriendo historia y patrimonio de Almería

Amigos de la Alcazaba comparte cada semana, de lunes a jueves, un artículo sobre el patrimonio almeriense, ciclo en el van a participar más de cincuenta autores

El proyecto ‘Desde mi ventana: nuestro patrimonio almeriense’ que la asociación Amigos de la Alcazaba ha puesto en marcha en esta situación de emergencia sanitaria ha recorrido por octava semana nuevos trozos de la historia y del patrimonio cultural, histórico y natural de Almería y su provincia.

Los artículos se difunden de lunes a jueves y las firmas de esta octava semana han sido: Javier Aureliano García, presidente de la Diputación Provincial de Almería; Manuel Artero, del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio del IEA; Agustín Sánchez Hita, geógrafo; y Francisco Escobar Pérez, arquitecto. Las cuatro firmas han dado su visión y ‘han abierto la ventana’ para mirar al Hospital Provincial como sede del realismo español, el asesinato del Teatro Cervantes, el paisaje cultural en Fuente Victoria y Benecid, y los baños de la Reina en Celín.

Una iniciativa que va a contar con la participación de más de 50 autores, unidos en una causa de difusión de la riqueza patrimonial almeriense, en unos tiempos de confinamiento. “Se trata de acercar a los ciudadanos almerienses a su historia, a su patrimonio, a la belleza y la importancia de nuestra herencia cultural”, explicaba su presidenta, María Teresa Pérez. Pintores, historiadores, profesores, escritores, fotógrafos, arqueólogos, empresarios, archiveros, gestores culturales, guías turísticos y un largo etcétera se están sumado a la causa, que también está siendo ampliamente difundida por los medios de comunicación en una unión casi sin precedentes.

El presidente de la Diputación Provincial, Javier Aureliano García, alabó el proyecto de Amigos de la Alcazaba, sumando su firma para hablar del proyecto del Hospital Provincial. “La rehabilitación del antiguo Hospital Provincial y la creación en su interior del primer Museo del Realismo Español Contemporáneo del país es una de las iniciativas culturales y de recuperación del patrimonio almeriense más importantes e ilusionantes de la historia reciente de la provincia. Muy pronto toda la ciudadanía disfrutará de este espacio que revolucionará la cultura de la ciudad y del resto de Almería al ofrecer un centro genuino en toda España que devolverá a los almerienses el único edificio civil del siglo XVI que queda en pie en la capital. Para el desarrollo de este proyecto, la Diputación ha contado desde el principio con la ayuda imprescindible de Amigos de la Alcazaba”.

Artero, por su parte, viajó al pasado para recordar los crímenes del Teatro Cervantes perpetrados por Carlos Berdugo a Conchita Robles y Manuel Aguilar Ruescas. “Los asistentes no se percataron de lo sucedido, creyendo que los disparos eran parte de la obra. Fueron conscientes cuando el chico, herido, salió desde un lateral del escenario gritando “¡Es verdad, es verdad!” y se arrojó al patio de butacas cubierto de sangre. Concha llegó a duras penas al escenario, donde cayó ensangrentada y moribunda. El agresor se disparó en la cabeza y cayó al suelo. Todos lo dieron por muerto. El pánico que se produjo entre los asistentes fue indescriptible”, rememora.

Agustín Sánchez Hita, por su parte, acercó el paisaje cultural en Fuente Victoria y Benecid, con la acequia Tejera. “Atravesar el cauce del barranco puede conllevar el descubrimiento de un secreto guardado durante décadas: el semienterrado pequeño acueducto de mampostería, posiblemente de época medieval, que utiliza para cruzarlo. Este sencillo bien patrimonial se complementa, solo unas decenas de metros más abajo, con un aterrador túnel, excavado para salvar a la acequia de las crecidas del barranco. Más adelante, la Tejera recobra la amplitud paisajística para adentrarse en el territorio de los cortijos de Ajenjos y finalizar, ya cansada, su recorrido”.

En el último de los artículos de la semana, Francisco Escobar Pérez pone su mirada los Baños de la Reina en Celín. “Estos baños se han datado en el siglo XIII. Edificados sobre un inmueble anterior según las actividades arqueológicas realizadas en los 80. Su objetivo era satisfacer las necesidades de una población y debieron ser utilizados indistintamente por los habitantes de los núcleos de Ambrox y Al Hizán (Aljizar). En 1985 se llevaron a cabo obras de limpieza y excavación, refuerzo y delimitación de su entorno inmediato, así como consolidación de la estructura conservada no llegando a una puesta en valor didáctica y justificativa de su origen. Desde aquellos momentos ha pasado mucho tiempo y su estado sigue deteriorándose sin que las administraciones responsables propongan ninguna actuación sobre un elemento público, de arquitectura social específica, de los escasos que se conserva de su época y que ha sido declarado Bien de Interés Culltural con la categoría de monumento”, alerta.

Las miradas continuarán la próxima semana, de lunes a jueves. ¿Dónde abrirán sus ventanas a la historia y patrimonio de la provincia la próxima semana? Como recuerdo indeleble de la unión de la cultura almeriense en torno a esta iniciativa, Amigos de la Alcazaba tiene previsto realizar, cuando todo vuelva a la normalidad, una publicación con los artículos presentados.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.