Presiona "Intro" para saltar el contenido

El Gobierno pide a la UE que extreme la vigilancia sobre las importaciones de tomate marroquí

Tomates
Tomates

El Ejecutivo realiza una petición por escrito, tras el aviso de las organizaciones agrarias de una alteración en los precios de este producto, supuestamente por exceso de oferta

El Gobierno español ha instado a Bruselas por escrito a que “extreme la vigilancia sobre el cumplimiento del acuerdo” firmado por la UE y Marruecos para garantizar que se respetan las condiciones pactadas en cuanto a la importación de tomate procedente del país africano.

Así lo ha señalado este miércoles el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, después de que en los últimos días organizaciones agrarias andaluzas hayan advertido de una “alteración grave” en el mercado de tomate europeo por un exceso de oferta derivado, en su opinión, de la entrada de producto de otros países extracomunitarios.

Miranda, que participó en Sevilla en una reunión con representantes de los agricultores de la región, ha señalado no obstante que en los últimos meses se han registrado “problemas” en la producción de tomate en Almería debido a los cambios de temperatura y a cuestiones logísticas.

El responsable del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha apuntado que este caso refleja “la necesidad de modernizar y ser más eficientes” en la producción hortofrutícola de invernadero en España, que se concentra sobre todo en suelo almeriense.

En este sentido, ha recordado que el Ejecutivo ha incluido dentro de su plan de recuperación económica una inversión de 122 millones de euros para “poner a los invernaderos en una mejor situación competitiva”.

Preguntado en rueda de prensa por los bajos precios que reciben los agricultores, Miranda ha subrayado que para remediarlo el Ministerio impulsa la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria, que se encuentra en tramitación parlamentaria.

“Con la nueva redacción, lo que queremos es que los precios se formen de abajo hacia arriba, que el coste de producción sea un elemento principal para que el producto ya entre en la cadena con un precio y se vaya construyendo valor a partir de ahí”, ha detallado.

No obstante, ha incidido en que también hace falta “un cambio cultural en la forma de negociar”.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.