Presiona "Intro" para saltar el contenido

El precio del agua desalada para riego en el Levante se establece de media en 0,4 euros el metro cúbico

Chorros de agua
Chorros de agua

El contrato tiene vigencia hasta 2026, con posibilidad de renovación de hasta 10 años

El Boletín Oficial (BOE) ha publicado el Reglamento
TED/157/2023, de 21 de febrero, impulsado por el Ministerio para la Transición
Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), por el que se establece una excepción
temporal y parcial al principio de recuperación de costes al que se refiere el artículo
de la Ley de Aguas, para el aprovechamiento de recursos hídricos procedentes de
desalinizadoras de agua de mar en la Cuenca Hidrográfica del Segura, en la
provincia de Almería y en la conducción Júcar-Vinalopó.
La orden ministerial financiará parcialmente el coste del agua desalada, aplicable a
las Desalinizadoras de Agua Marina (IDAM) en Valdelentisco, Torrevieja, Águilas,
Carboneras y Campo de Dalias, dependientes de la Dirección General de
Administraciones Públicas, así como a Júcar Vinalopó.

En este sentido, con efectos retroactivos al 1 de enero de 2023 y con vigencia hasta
2026 –con posibilidad de renovación de hasta 10 años–, las tarifas para los usuarios con derecho al uso de agua desalada para cada una de estas instalaciones son las
siguientes:
– Desalinizadora de Valdelentisco: 0,378€/m3.
– Desalinizadora de Torrevieja: 0,327 €/m3.
– Desalinizadora de Águilas: 0,396 €/m3.
– Desalinizadora de Carboneras: 0,450 €/m3.
– Desalinizadora de Campo de Dalías: 0,475 €/m3.
– Conducción Jucar-Vinalopó: 0,240 €/m3.
En cuanto al IDAM Bajo Almanzora, la orden establece que podrá acogerse a la
exención temporal “siempre que no se justifique por el hecho de que no se trate de
los objetivos ambientales así como de los logros ambientales establecidos en su
planificación hidrológica y en las cantidades que se determinen por orden del ministro
respectivo”.

Las aguas desalinizadas en el sureste español son un recurso clave debido, por una
parte, a la escasez estructural de recursos que hay en esta zona y, por otra, a la
elevada garantía de la que disponen estos recursos.
El coste energético ha crecido de manera desmesurada de forma que el coste del
agua producida no es asequible para el uso de riego. En este contexto, se prevé la
construcción de unas plantas solares fotovoltaicas ligadas a las desaladoras de riego
y a la conducción Júcar-Vinalopó que permitan reducir el coste energético a medio y
largo plazo.
Además, se prevé la aprobación de un ‘Plan de choque de optimización de recursos
hídricos en la cuenca mediterránea’ que fomentará la utilización de recursos no
convencionales, posibilitando el uso del agua procedente de desaladoras o de otras
conducciones de la Administración General del Estado ya construidas mediante la
ejecución de las obras y actuaciones que posibiliten que el precio del agua para riego
no exceda de la capacidad económica de los usuarios.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.