Presiona "Intro" para saltar el contenido

El PSOE critica la lamentable gestión de personal del PP que para las mismas 19 plazas de subalterno tiene que convocar dos oposiciones

Ayuntamiento de Almería
Ayuntamiento de Almería

Amparo Ramírez reprocha al PP “el despilfarro de tiempo y dinero” cuando las plazas vacantes podrían haberse cubierto en el anterior proceso

La concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Amparo Ramírez, ha criticado “la lamentable gestión de los concejales del PP en materia de personal que han tenido que volver a convocar un nuevo proceso de selección para 7 plazas de subalterno porque quedaron vacantes en la oposición anterior, que solo superaron 13 personas de las 500 que se presentaron”.

Ramírez considera que “la actitud intransigente y soberbia del Área de Personal tiene como consecuencia un despilfarro de dinero y de recursos humanos del Ayuntamiento puesto que tiene que convocar otro proceso selectivo”, al tiempo que ha añadido que “maltrata a los opositores a quienes les hace pasar de nuevo por el mal trago de someterse a un nuevo examen”.

La concejala socialista ha explicado que “si se hubiera adecuado el nivel de la prueba a la titulación exigida o si se hubieran estimado las reclamaciones que se presentaron en el anterior proceso, no hubieran quedado esas plazas vacantes y, por tanto, no habría que realizar ahora una nueva convocatoria que acaba de ser publicada y cuyo plazo de presentación de solicitudes se desarrollará entre el 13 de abril y el 3 de mayo”.

Ramírez ha recordado que el PSOE en su día pidió formalmente la paralización del anterior concurso-oposición de 19 funcionarios de carrera con categoría de subalternos ya que recibió numerosas quejas de los aspirantes, de organizaciones sindicales y de la junta de personal del Ayuntamiento de Almería.

Entre las irregularidades que fueron denunciadas por los sindicatos se encontraba la ausencia de garantía en el anonimato de los aspirantes; las numerosas preguntas formuladas incorrectamente en el examen o que no formaban parte del temario; la no adecuación entre el contenido de la prueba y las funciones a desarrollar por los subalternos; el nivel de la prueba, impropio para la titulación requerida (Certificado de Escolaridad), entre otras.

Dichas pruebas fueron superadas en un principio por 13 aspirantes de las 500 personas que se presentaron, y el número de irregularidades detectadas llevó a UGT a pedir la paralización del concurso-oposición al juzgado como medida cautelar.

Amparo Ramírez ha lamentado especialmente que “quedaran vacantes las dos plazas para personas con discapacidad, ya que de las 67 que se presentaron no logró aprobar ninguna”.

Ramírez ha señalado que igual que con el proceso para subalterno ha ocurrido con el de la categoría de vigilante, que vuelve a publicarse  una nueva convocatoria –cuyo plazo de solicitudes se desarrollará entre el 13 de abril y el 3 de mayo– para cuatro plazas de vigilante grupo E porque aprobaron sólo tres de los 157 admitidos.

Por tanto, ha pedido al PP “más transparencia, objetividad y rigor en la elaboración y en el desarrollo de las pruebas y que adecúe el nivel de los exámenes al nivel de estudios requerido, para evitar la mala imagen que tienen los procesos selectivos que convoca este Ayuntamiento”.

 

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.