Presiona "Intro" para saltar el contenido

El PSOE de Huércal-Overa celebra que una propuesta socialista haya posibilitado bajar el IBI por segundo año consecutivo

Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Huércal-Overa.
Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Huércal-Overa.

Francisca Fernández califica de “agravio comparativo” que el equipo de Gobierno Municipal se haya opuesto a extrapolar la bajada de este impuesto a los inmuebles situados en suelo rústico

El Grupo Municipal Socialista de Huércal-Overa ha mostrado
hoy su satisfacción por el apoyo unánime del Pleno a la bajada del IBI sustentada en una
propuesta del PSOE del pasado 2 de septiembre. Su portavoz, Francisca Fernández, ha
calificado, sin embargo, de “agravio comparativo” que el equipo de gobierno del Partido
Popular, con apoyo del concejal tránsfuga, se haya opuesto a extrapolar la bajada del IBI
a los inmuebles situados en suelo rústico.
Cabe recordar que la propuesta que ha prosperado se suma a la aprobada en el 2019 a
propuesta del anterior equipo de gobierno presidido por Francisca Fernández. “Es decir,
ha apuntado, a raíz de la iniciativa de los socialistas se vuelve a conseguir una bajada del
tipo de gravamen, para que el Impuesto de Bienes Inmuebles no experimente una subida
generalizada el próximo año”.
En este contexto, la portavoz socialista ha abogado por “continuar en esa la línea de
trabajo iniciada el año pasado de reducción de impuestos a las familias. “Desde el equipo
de gobierno o desde la oposición, nuestro objetivo es el mismo y no es otro que ayudar a
los vecinos de nuestro pueblo”.
En el caso de la negativa del equipo de gobierno a bajar el IBI en el caso de suelo rústico,
Fernández ha defendido que “los vecinos de Huércal-Overa, vivan donde vivan, deben
tener el mismo tratamiento por parte de su ayuntamiento sin que se les discrimine por el
hecho de que vivan en el medio rural”.
Como especifica el texto aprobado hoy en el Pleno Extraordinario en el Ayuntamiento de
Huércal-Overa, la modificación de la Ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre
Bienes Inmuebles conlleva la reducción del tipo impositivo de bienes inmuebles urbanos
con el objeto de no aumentar la presión fiscal y poder amortiguar el incremento que está
experimentando la cuota tributaria de este impuesto.
En el mismo pleno el Grupo Municipal Socialista ha presentado la enmienda rechazada en
al que se proponía aplicar una reducción al 0,55% del tipo de gravamen aplicable a los
bienes de naturaleza rústica, equivalente a la aprobada para los inmuebles de naturaleza
urbana. El motivo de esa propuesta, rechazada por el PP, era evitar que una construcción
de idénticas características y, por tanto, del mismo valor de construcción pagara más IBI
por el simple hecho de estar en suelo rústico”.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.