Presiona "Intro" para saltar el contenido

FAAM pone en marcha el programa de `Respiro Familiar`

Almería | Convención Internacional FAAM
Almería | Convención Internacional FAAM. Archivo

La iniciativa cuenta con 18 plazas en la Residencia de Gravemente Afectados

 La Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad (FAAM), con el apoyo de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía y la Obra Social La Caixa, ha puesto en marcha el programa de Respiro Familiar para cuidadores de personas con discapacidad gravemente afectadas. Una iniciativa que tiene como objetivo dar cobertura a las necesidades más inmediatas de este colectivo garantizando la atención específica residencial adecuada a las características de cada una de las personas que requieran, por un período de tiempo determinado, la asistencia integral en la Residencia de Personas Gravemente Afectadas de FAAM.

El programa cuenta con un total de 18 plazas de estancia residencial disponible  por un período máximo de un mes de forma gratuita para aquellas personas que cumplan con los requisitos de acceso, en régimen residencial completo, con un programa adicional de intervención especializada destinado a la promoción de la autonomía de la persona beneficiaria, haciéndola protagonista de sus estancia potenciando su participación e interacción en la comunidad.  Los destinatarios de este recurso son personas con discapacidad gravemente afectadas con edades comprendidas entre los 16 y los 65 años y con grado de dependencia reconocido. Asimismo, deben contar con escasos recursos para hacer frente a la necesidad de manera privada siendo derivados al recurso por un informe social.

Para el presidente de FAAM, Valentín Sola, “es un recurso de apoyo para las familias, tanto para los cuidadores que viven en su entorno con una gran discapacidad, como para los usuarios que tienen también la oportunidad de salir de ese entorno y disfrutar de actividades adaptadas”. Valentín sola ha incidido en la importancia de este tipo de programas para personas en convalecencia que también requieren de recursos que actualmente están disponibles en la Residencia para Personas con Discapacidad Gravemente Afectadas de FAAM.

El presidente de FAAM ha insistido en la demanda actual, de este tipo de servicios, a la que hay que dar respuesta desde las distintas administraciones, y ha detallado que hasta la fecha se han beneficiado de este servicio un total de cinco familias, y está previsto que se incorporen la próxima semana dos más.

Para la  directora de Área de Negocio Almería-Poniente de la Caixa, Mar Peláez, “es de suma importancia cuidar de las familias por el esfuerzo tan importante que realizan, y en este sentido queremos agradecer a FAAM su implicación en este proyecto”. Asimismo, ha destacado la intervención de La Caixa en el ámbito social y el valor que para la Entidad tienen los clientes que depositan su confianza tanto en el ámbito financiero como en el voluntariado, y   se ha dirigido a las asociaciones a quienes ha animado a que “se sumen a nuestros proyectos por una sociedad más inclusiva”.

El delegado territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Antonio Jiménez, ha destacado que “este programa de Respiro Familiar es un instrumento básico para cuidar a los que cuidan y puedan tener vida social ya que estos cuidados requieren de una dedicación especial”.

El programa responde así a la necesidad de atención integrar residencial temporal, para períodos determinados de una semana, dos o incuso un mes, dependiendo de cada caso. Noemí López es familiar de una de las usuarias del programa.“Mi tía es una persona con discapacidad gravemente afectada con un 98% de minusvalía. El cuidado lo tienen mis padres y ambos trabajan. Para nosotros esta iniciativa ha supuesto un descanso porque son 365 días  al año y 24 horas al día, que es lo que supone un enfermo con estas características” .

“Quiero destacar la gran labor que desde FAAM se está haciendo porque no es solo que nosotros estemos tranquilos, porque sabemos que están bien atendidos, sino que además vemos y somos partícipes a través del equipo humano sobre cómo están nuestros familiares y porque no son usuarios que están sentados en una silla como podrían estar en casa, sino que son usuarios a los que se les da rehabilitación física, del lenguaje, de conducta, les hacen partícipes de actividades sociales y están totalmente integrados, lo que nos ofrece absoluta tranquilidad el ver lo bien cuidados que están, a la vez que mis padres pueden tener vida social”,a relatado Noemí López.

Lourdes Hernández, familiar de un usuario ha incidido en lo que supone para los cuidadores poder disponer de un programa de estas características. “Es muy importante la tranquilidad que podemos llegar a lograr al ver a nuestros familiares tan bien atendidos, con un equipo de profesionales con los que tenemos contacto directo sin límite de horario”.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.