Presiona "Intro" para saltar el contenido

La muerte de un hombre en el túnel de la carretera de Níjar de la capital durante la riada llega a la Fiscalía

Consecuencias de la riada en la rambla del Andarax, en Almería capital
Consecuencias de la riada en la rambla del Andarax, en Almería capital.

La oposición acusa al alcalde de Almería (PP) de mentir a la población y exige su dimisión

Todo lo que rodea a la muerte de un hombre que conducía su vehículo en el puente de la carretera de Níjar el pasado día 13, la trágica jornada de riada en Almería, acabará en Fiscalía dado que grupos políticos y organizaciones no gubernamentales dirigirán los correspondientes expedientes al Ministerio Fiscal y le solicitarán que, de oficio, abra una investigación para depurar responsabilidades. En un primer momento, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco (PP) se apresuró a decir a la ciudadanía –a toda, porque lo dijo en medios de difusión nacionales- que el ahora fallecido se saltó un cordón policial dado que los agentes estaban balizando el túnel para impedir su entrada.

Poco después de que el regidor almeriense del PP transmitiera este mensaje ya se encontró con las primeras correcciones y desmentidos. El vecino no se saltó cordón policial alguno dado que no existía. Y eso es algo que ya pesa sobre el alcalde a quien el PSOE ha pedido su dimisión por mentir a la población y por no haber actuado conforme a las normas de emergencia locales que dictan que el túnel es lo primero que debe ser balizado en la capital para impedir el acceso por inundaciones.

Otro grupo, el de IU, ha pedido toda la información al alcalde y a su equipo, que gobierna gracias a un pacto con la ultra derecha de Vox, para depurar responsabilidades y esclarecer el fallecimiento de este vecino que se desplazaba en su vehículo junto a su hermano que, al contrario, sí lograron salvar su vida y avisar a los servicios de emergencia que sacaron el vehículo y el cadáver del conductor esa fatídica mañana del viernes, día 13 de septiembre.

A las críticas de los grupos políticos de la oposición se suman las organizaciones no gubernamentales. Así, Almería Acoge ha exigido que se realice una investigación que permita saber “de forma fehaciente” las circunstancias en las que el hombre falleció. Quieren saber si “estaba o no señalizado, balizado y si existían o no agentes de policía en sus entradas”.

“Desde el primer momento del suceso, existen varias declaraciones a los medios de comunicación, por parte del Ayuntamiento y de los testigos directos, que se contradicen en muchos e importantes términos”, ha indicado la entidad en un comunicado, en el que ha trasladado sus “condolencias” a la familia de la víctima, un vecino del Quemadero que vivía desde hace 20 años en Almería y que se disponía a ir a trabajar a El Toyo, como cada mañana.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.