Presiona "Intro" para saltar el contenido

La Policía Nacional detiene en Almería a dos hombres que cobraban por empadronar a inmigrantes

La Operación Perejil se ha saldado con el arresto de cuatro personas

Agentes de la Policía Nacional en Almería han detenido  cuatro hombres, quienes pagaban y consentían el pago de una cantidad económica, para fingir estar empadronados en un domicilio y poder así acceder a una autorización de residencia por reagrupación familiar.

La continua colaboración entre las diferentes administraciones en la lucha contra el fraude y la delincuencia, ha permitido que la Policía Nacional en Almería haya arrestado a cuatro hombres, a quienes se les atribuyen los delitos de falsedad documental, y favorecimiento a la inmigración irregular.

A principios del mes de noviembre del año pasado, el Ayuntamiento de  Almería puso en conocimiento de la Policía Nacional, la existencia de una persona a la que le habían negado la posibilidad de empadronar más ciudadanos en una misma vivienda, dado que había excedido ya el cupo de residentes por vivienda que el propio ayuntamiento tiene establecido.

En ese momento, la Policía Nacional dio comienzo a la Operación Perejil, en colaboración con la oficina de recursos demográficos del Ayuntamiento de Almería.

2.700 euros por facilitar el empadronamiento

Las pesquisas policiales pudieron acreditar como el propietario de una vivienda de la Calle María Zambrano, se valía de un intermediario quien buscaba inmigrantes para fingir el empadronamiento de los mismos en ésta, y en la cual nunca llegaban a habitar.

Los extranjeros, conocedores de dicha falsedad, llegaron a pagar 2.700 euros por trámite, cantidad que se repartían dos de los detenidos, en un porcentaje acordado previamente entre ellos.

Con este pago, acreditaban fraudulentamente ante la Administración, que se encontraban residiendo en una vivienda que reunía las condiciones necesarias de habitabilidad, para poder morar una familia, no llegando nunca a habitar la misma

Reagrupación Familiar

La Ley de Extranjería establece la posibilidad de obtención de una autorización de residencia por reagrupación familiar, siempre que la persona reagrupante viva en una vivienda digna y que reúna las condiciones necesarias para poder reagrupar a la familia.

Con este requisito, la normativa intenta prevenir situaciones de moradas insalubres o con condiciones infrahumanas, de modo que los extranjeros que pretendan vivir en España bajo la tutela de otro con residencia legal, lo hagan en igualdad de condiciones que los españoles, cumpliendo unos  mínimos de habitabilidad y de vida dignos.

Han sido arrestados y puestos a disposición judicial el propietario de la vivienda, el intermediario, y los dos hombres que pagaron por simular estar empadronados en la vivienda.

La Operación Perejil de la Policía Nacional en Almería continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones en los próximos días.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.