Presiona "Intro" para saltar el contenido

La provincia necesitaría un plan de rescate de la Junta para la hostelería y el comercio de 100 millones de euros

Mesa y sillas vacías en un bar.
Mesa y sillas vacías en un bar.

Moreno Bonilla tiene en torno a 1.700 millones de euros disponibles, entre el superávit de 847 millones declarado al cierre de 2020 y los 826 millones que le transfirió el Gobierno de España

La hostelería, el comercio y el turismo están tocados y casi hundidos después del obligado cierre debido a la gran incidencia de coronavirus entre la población almeriense en esta tercera ola. Todos estos sectores -recientemente desde la asociación de hostelería, Ashal- han pedido a la Junta de Andalucía que utilice el dinero transferido desde el Gobierno de España para hacer frente a las consecuencias de la Covid en ayudas directas al sector. Además, el Gobierno andaluz debería realizar un plan de rescate para sacar a miles de familias de la ruina y éste estaría valorado en unos 100 millones de euros.

Dinero, hay. El ejecutivo andaluz cuenta con en torno a 1.700 millones de euros disponibles entre el superávit que, hace unos días, anunció el presidente andaluz del que disponía -unos 847 millones de euros- y los 826 millones de euros que transfirió el Gobierno de España y de los que ya puede disponer el Gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía.

Quienes ejercen la oposición en San Telmo y conocen el estado de las cuentas públicas saben que destinar 100 millones de euros para rescatar estos tres sectores para que pronto, en cuanto las condiciones lo permitan, puedan continuar trabajando, es posible. Así, el parlamentario andaluz por el PSOE de Almería y secretario general de esta formación en la provincia, José Luis Sánchez Teruel, ha criticado que el Gobierno andaluz haya hecho alarde de haber cerrado el ejercicio 2020 con un superávit de 847 millones, “lo que significa que, en una situación tan dramática como la que estamos viviendo, el Gobierno andaluz, en lugar de gastar, ha ahorrado”. Por ello, los socialistas exigen que Moreno Bonilla apruebe un plan real para “rescatar a los almerienses”, sin intentar vender las ayudas ordinarias como extraordinarias, algo que ha hecho recientemente la consejera de Agricultura con las ayudas a las organizaciones de productores de frutas y hortalizas.

Sánchez Teruel ha criticado la “inacción” del Gobierno andaluz y ha asegurado que es “marca de la casa para el PP”, a la vista de que la Diputación Provincial se negó el pasado viernes a impulsar un plan de rescate de la economía almeriense y el Ayuntamiento de la capital se niega a reclamárselo a la Junta, al tiempo que anuncia que va a poner a disposición de los afectados “sólo medio millón de euros, mientras que ayuntamientos de otras capitales de provincia no muy lejanas van a poner 10 veces más”.

Escudo social del Gobierno de Sánchez

Frente a la actitud mantenida por el Gobierno andaluz, el secretario general del PSOE de Almería ha puesto en valor el escudo social desplegado por el Gobierno central para proteger a los ciudadanos de los efectos económicos de la pandemia y que, hasta el momento, ha permitido inyectar más de 400 millones de euros sólo en la provincia de Almería, “beneficiando a más de 100.000 almerienses, que han sido y están siendo perceptores directos de las ayudas”.

El detalle de las medidas tomadas por el Gobierno central para amortiguar el impacto económico de la covid-19 ha sido desgranado por el responsable de Sectores Productivos y Transición Ecológica de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Almería, Martín Gerez, que ha destacado la habilitación de los ERTES y su prórroga hasta el 31 de mayo de este año, “que ha supuesto ya el desembolso de más de 100 millones de euros en la provincia de Almería”.

Asimismo, ha recordado las prestaciones extraordinarias para los autónomos aprobadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, también renovadas hasta el 31 de mayo, y que han supuesto asimismo el ingreso de otros 100 millones de euros en los bolsillos de los trabajadores almerienses por cuenta propia afectados por la pandemia.

Junto a estas medidas, Martín Gerez también ha recordado la moratoria de préstamos a familias y empresas, la reducción de los requisitos para acceder al ingreso mínimo vital –que, hasta finales de 2020, había llegado ya a más de 13.000 familias almerienses–, las ayudas al sector cultural y las medidas del Decreto Ley del 23 de diciembre, con el que se aprobó una rebaja fiscal adicional para la agricultura y para los sectores del turismo, la hostelería y el comercio.

Estas últimas medidas, las del Decreto Ley del 23 de diciembre, están beneficiando en la provincia de Almería a más de 80.000 emprendedores y suponen, entre otras cosas, la reducción del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva, la moratoria en el pago de impuestos y la posibilidad de no tributar por los periodos de cese de actividad obligado.

 

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.