Presiona "Intro" para saltar el contenido

Las distinciones Minerva de Verdiblanca vuelven a unir a la sociedad almeriense por el Día de las Mujeres

El campus universitario recibe el reconocimiento a dos trabajadoras de la entidad y un coloquio con las protagonistas de ‘Farrucas’

La primera edición, hace más de veinte años, se celebró en un garaje y hoy, tras un año de celebración ‘virtual’ debido a la incidencia de la pandemia el pasado año, las Distinciones Minerva, el acto con el que cada año la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca se suma a las conmemoraciones por el Día Internacional de las Mujeres, ha vuelto con más fuerza que nunca llenando el Paraninfo de la Universidad de Almería, consolidado en la justa y necesaria puesta en valor de dicha efeméride, con la asistencia de autoridades de las administraciones nacional, autonómica, provincial y municipal, además de por instituciones académicas, como la propia Universidad de Almería, y también empresariales, sociales y de representantes del Tercer Sector. Y, por supuesto, parte de la plantilla laboral de Verdiblanca, así como parte de su directiva.

Las protagonistas, claro está, dos mujeres que sirven de ejemplo tanto del compromiso que mantiene Verdiblanca con la igualdad, no en vano el 70% de su plantilla son mujeres, como del espíritu de superación y de trabajo más allá de cualquier condición o naturaleza: Dolores Murcia Gutiérrez y Dolores Rodríguez del Águila, titular de limpieza del Centro Especial de Empleo de Verdiblanca y limpiadora del Colegio Francisco Villaespesa de El Parador, respectivamente.

Como galardón, una escultura confeccionada artesanalmente por los usuarios y usuarias del taller de cerámica del Centro Ocupacional ‘Javier Peña’ de la Junta de Andalucía, que ha sido entregado por la directora del Centro de Valoración y Orientación de la Discapacidad en Almería de la Junta de Andalucía, Susana Carmona, y el subdelegado del Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente.

Las dos distinguidas han mostrado su profundo agradecimiento y alegría tanto por la oportunidad laboral que ha representado Verdiblanca en sus vidas, como por la confianza y valoración de su trabajo, que ellas corresponden con responsabilidad, dedicación y compromiso. “Nunca he pensado no puedes hacerlo, sino voy a hacerlo”, sintetiza la frase de Dolores Murcia.

Una entrega de premios muy emotiva, tal y como ha explicado el presidente de Verdiblanca, Antonio Sánchez de Amo, que ha estado dedicada al recuerdo y memoria de Encarnación de Haro, trabajadora de Verdiblanca fallecida hace escasas fechas y que, precisamente, fue una de las Distinciones Minerva de Verdiblanca en el año 2016.

En su intervención, Sánchez de Amo ha subrayado la necesidad de seguir reforzando el mensaje de igualdad de la mujer. “Cuando hablamos de racismo, no hay ninguna duda de que estamos ante algo atroz y maligno y lo mismo tenemos que pensar con el machismo, que sigue siendo una lacra muy grave y necesaria de erradicar de nuestra sociedad”. Ha sido el presidente de Verdiblanca quien ha desvelado que el 70% de la plantilla de Verdiblanca, esto es, casi 500 personas de las más de 700 que trabajan en la entidad y en el Centro Especial de Empleo, en Almería, Granada, Málaga y Sevilla, es mujer”.

Las líneas de negocio con las que actualmente trabaja Verdiblanca son transporte adaptado, control de acceso a aparcamientos, reposición y caja en supermercados, control de acceso a dependencias públicas y servicio de limpieza. En total, más de 70 clientes repartidos por media Andalucía donde presta servicios en más de 200 centros de trabajo.

A eso s suma que Verdiblanca recibió en 2011 el Premio Meridiana de la Junta de Andalucía y fue la primera empresa almeriense en conseguir tres años después el Distintivo de Igualdad en la Empresa que otorga el Gobierno, y que hoy tienen en España menos de 200 corporaciones; de las que en Almería solo hay dos, y que deben superar anualmente las estrictas auditorías a las que se someten para renovar esta calificación.

Proyección y coloquio con las protagonistas de ‘Farrucas’

Como suele ser habitual en la gala de las Distinciones Minerva, la segunda parte ha contado con un lado participativo y con testimonios en primera persona. Si en otras ediciones han sido destacadas empresarias, autores de libros que destacan el papel de la mujer en la sociedad u otros aspectos relacionados con esta misión, hoy ha sido la proyección del cortometraje almeriense ‘Farrucas’, nominado en la pasada edición de los Goya, y con un coloquio con tres de sus protagonistas, Fatema Benalghani, Sokayna El Assri y Chaima El Haddad, moderado por Loles Peña, presidenta de la Asociación de Festivales Audiovisuales de Andalucía (ASFAAN), que ha sido la conductora de todo el acto.

Tras la emocionante exhibición del cortometraje, dirigido por Ian de la Rosa y donde colaboró la Asociación Ítaca, que refleja la realidad de cuatro jóvenes orgullosas de sus raíces marroquíes y andaluzas en El Puche, las protagonistas han querido con sus testimonios reforzar el mensaje principal de la cinta y es que “no queremos estar abocadas a llevar una determinada vida por el simple hecho de ser mujeres y haber nacido en una zona desfavorecida”. Una negación del determinismo que sustentan en su juventud, en sus sueños, en las ganas de cambiar las cosas queriendo cambiar el futuro trabajando para ello en el presente.

 

 

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.