Presiona "Intro" para saltar el contenido

Los profesionales del SAVA imparten formación a los menores para concienciar contra la violencia de género

Charla sobre violencia de género en un centro de El Ejido
Charla sobre violencia de género en un centro de El Ejido

La delegada territorial de Justicia, Administración Local y Función Pública, Carmen Navarro, ha defendido la “importancia de la formación y educación en valores de respeto e igualdad para prevenir la violencia de género entre los jóvenes”, por lo que ha agradecido la labor que realizan en este sentido los profesionales de los Servicios de Asistencia a las Víctimas de Andalucía (SAVA) con la organización de charlas tanto en institutos como en los centros donde menores infractores cumplen medidas judiciales.

Navarro, junto a la concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de El Ejido, Delia Mira, ha participado esta semana en varias de estas jornadas, la última de ellas celebrada esta mañana en el IES de El Ejido en colaboración con la Policía Local, a la que han asistido alumnos de Primero de Bachillerato.

La delegada ha defendido que la lucha contra la violencia de género “es responsabilidad de todos” y ha subrayado la necesidad de “trabajar con los jóvenes para evitar que reproduzcan conductas machistas y ejerzan la violencia contra la mujer”.

Precisamente, uno de los colectivos con los que más se trabaja en este sentido es el de los menores infractores que cumplen algún tipo de medida judicial por distintos delitos en los servicios que gestiona la Consejería de Justicia, Administración Local y Función Pública. Este miércoles, la delegada territorial visitó el CIMI Los Molinos para participar en una jornada formativa dirigida a los jóvenes del mismo “para promover relaciones sanas de pareja evitando el control y el sentido de pertenencia sobre las mujeres que está en la base de la violencia de género”.

Navarro ha subrayado el compromiso del Gobierno andaluz en la erradicación de esta lacra social y los recursos disponibles para que las mujeres denuncien a sus agresores y cuenten con la protección adecuada durante el proceso, como los propios SAVA, que el año pasado tramitaron en Almería más de 1.200 expedientes relativos a víctimas de este delito, o las salas Gesell. Estos espacios creados en los juzgados permiten tomar declaración a las mujeres en un entorno confortable y seguro en el que no coincidan con su agresor y donde se pueda practicar la prueba preconstituida para evitarles “la doble victimización de tener que revivir los hechos varias veces durante la investigación”.

Asimismo, los centros dependientes del Instituto Andaluz de la Mujer atienden a una media de 38 mujeres al día en la provincia y en lo que va de año, un total de 195 mujeres y sus hijos e hijas han sido acogidos en los diferentes recursos para las víctimas de violencia de género (centros de emergencia, casas de acogida y pisos tutelados).

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.