Presiona "Intro" para saltar el contenido

Pedro Sánchez anuncia nuevas ayudas: refuerzo del bono social eléctrico, mejora del bono social térmico, entre otras.

Pedro Sánchez ha explicado que estas nuevas medidas serán aprobadas en el próximo Consejo de Ministros, repercutirán en el 40% de los hogares españoles y supondrán una movilización de 3.000 millones de euros adicionales de los Presupuestos Generales del Estado.

Por un lado, se reforzará el Bono Social Eléctrico para beneficiar a 1,3 millones de hogares, incrementando un 15% la cantidad de energía con derecho a descuento y aumentando el porcentaje de descuento hasta el 65% y 80% para vulnerables y vulnerables severos, respectivamente.

También se creará temporalmente una nueva categoría de consumidores eléctricos con derecho a un descuento del 40% en sus facturas, para los hogares trabajadores con bajos ingresos. Con ello, se llegará a 1,5 millones de hogares adicionales.

El Bono Social Térmico en 2022 y 2023 para los hogares vulnerables duplicará el presupuesto en ambos ejercicios. Esto permitirá elevar el importe de la ayuda mínima a 40 euros (equivalente al coste de dos bombonas de butano) y duplicar el importe de la ayuda media hasta los 375 euros por hogar aproximadamente.

Otra medida relevante se dirigirá a controlar los gastos en calefacción y agua caliente en 1,7 millones de hogares que cuentan con calderas de gas comunitarias: se extenderá la protección que ya otorgan las tarifas reguladas (TUR 1, 2 y 3) a los hogares que formen parte de comunidades de vecinos con calderas centralizadas de gas natural, creando una nueva tarifa regulada para la que se limitará hasta finales de 2023 el incremento trimestral de precios. Alrededor de 1,7 millones de hogares se beneficiarán de una reducción de más de la mitad de sus recibos respecto al que pagarían en el mercado con las ofertas actuales.

Amortiguar el impacto de la guerra

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia ante el Pleno del Congreso. | Pool Congreso

El presidente ha recordado que las medidas anunciadas se suman a las adoptadas en el Plan Nacional de Respuesta a las Consecuencias de la Guerra en Ucrania en marzo, el Real Decreto de Medidas Urgentes en junio, el Plan de Choque de Ahorro y Gestión Energética en Climatización en agosto y el Plan Más Seguridad Energética, aprobado esta semana. El objetivo de todas ellas es “amortiguar el impacto económico de la guerra de Putin sobre la mayoría social del país y sobre los colectivos más vulnerables”.

Esta respuesta social se prolongará en los próximos Presupuestos Generales del Estado, que destinarán el 58,5% de su dotación “a proteger a la clase media y a los trabajadores y trabajadoras de nuestro país”.

Sánchez, que ha solicitado el apoyo de los grupos parlamentarios a estas cuentas, ha afirmado que permitirán avanzar en la cohesión social y territorial y en la modernización del tejido productivo y las infraestructuras. También, ha destacado, “suponen el mayor compromiso con los jóvenes de un gobierno en la historia de España”.

Refuerzo del Estado del bienestar y justicia social

El presidente ha asegurado que la línea de acción del Gobierno se enmarca en el nuevo consenso social que domina en Occidente, caracterizado por la colaboración frente a la competición, el interés colectivo frente al individual, la colaboración público-privada, la justicia fiscal y el fortalecimiento del Estado del bienestar “para dar seguridad y prosperidad a nuestras sociedades”.

Sánchez ha defendido el papel activo de España en la construcción de este consenso social, especialmente en la Unión Europea, donde se han hecho propuestas pioneras como los fondos de recuperación, la extensión del mecanismo ibérico, la reforma del mercado eléctrico para desligarlo del precio del gas o la limitación de los ingresos de las empresas que producen electricidad de bajo coste.

Apoyo a Ucrania

Finalmente, Pedro Sánchez ha sostenido que la unidad y solidaridad europeas y de sus aliados, así como las sanciones económicas, están consiguiendo que Putin hoy no esté ganando la guerra, y ha reafirmado el respaldo humanitario, militar y financiero a Ucrania: “Debemos continuar apoyando al agredido frente al agresor”.

El orden internacional, ha añadido, se tiene que basar en reglas para que no gane el más fuerte, donde prospere el multilateralismo y los conflictos se resuelvan gracias al diálogo y no la fuerza.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.