Presiona "Intro" para saltar el contenido

Se hace el silencio en Almería

Calles vacías en Almería
Calles vacías en Almería

Hoy no es un día cualquiera en Almería. Como en el resto de España, la provincia afronta por segundo día las restricciones propias del estado de alarma decretado por el Gobierno de España, que limita la libre circulación de personas y el cierre de establecimientos no esenciales.

En líneas generales, los almerienses están cumpliendo cada una de las medidas que se han implementado para evitar la propagación del coronavirus, una enfermedad que se ha extendido globalmente y cuya curva de contagio no para de crecer en nuestro país. Las normas que se han establecido tienen precisamente por objetivo impedir que siga esa progresión y detener la pandemia.

Si algo extraña en una ciudad como la de Almería, ruidosa donde las haya, es el silencio que a ratos sorprende. Un silencio que no pocas veces resulta sobrecogedor y que alimenta el miedo que se dibuja en muchas caras de nuestros paisanos y paisanas. El miedo, por irracional, no atiende a razones, por eso tenemos que disculparlo y ser compresibles con quien tiene dificultades para gestionarlo.

Afortunadamente, el shock inicial comienza a disiparse y probablemente eso ha sido lo que ha evitado que se sigan produciendo las aglomeraciones de estos días atrás en los supermercados, algunos de los cuales han registrado en tan solo tres días ventas superiores a las que realizan en un periodo de dos meses.

A pesar de todo, hoy la “normalidad”  parece que está volviendo a los establecimientos de alimentación almerienses y esa es ya de por sí una buena noticia.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.