Presiona "Intro" para saltar el contenido

UGT cree que el descenso del IPC «no se traslada a las economías domésticas»

Alimentos de primera necesidad.
Alimentos de primera necesidad.

Según los datos oficiales publicados por el INE sobre el Índice de Precios al Consumo (IPC), la economía provincial presenta un descenso del IPC de -1,2% respecto al mes anterior. La tasa interanual desciende cuatro décimas tanto en Andalucía como en Almería, dos décimas menos que en el conjunto del Estado, ocasionado por el descenso de precios en los alimentos y en paquetes turísticos El IPC se sitúa en nuestra provincia en el 103,625.

Por grupos, se observa en nuestra provincia un incremento de precios respecto al mes anterior en paquetes turísticos (4,5%), y electricidad (1,2%) mientras descienden los grupos: alimentos (-0,9%), vestido ( -13,3), calzado y sus reparaciones (-9,7%), textiles del hogar (-2,6%), transporte (-1,8%) y servicios de alojamiento (-11,5%). También se incrementaron los precios de los carburantes, y la factura de la luz subió por tercer mes consecutivo (4,29%), aunque en términos interanuales continuamos con precios 11,27% más bajos que en julio de 2019.
Asimismo interanualmente, en Almería y observamos que crecieron los precios en alimentos (2,3%), bebidas no alcohólicas (1,6%), vestido (1,00%), alquiler (1,1%), reparación de la vivienda y mantenimiento del hogar (1,3%) y servicios postales (3,9%).

Carmen Vidal, Secretaria General de UGT Almería ha valorado negativamente la continua subida del incremento de la electricidad, y más teniendo en cuenta que el consumo de luz se incrementa debido a la ola de calor sufrida este verano. “El descenso de precios este mes se ha visto favorecido por la temporada de rebajas pero en los productos de la cesta de la compra, el pequeño descenso de los precios no es significativo puesto que las familias pagan un 2,3% más que el año anterior, al mismo tiempo que muchas de ellas atraviesan una gran crisis económica y necesidades derivada de los efectos de la pandemia, que ha provocado pérdidas de los puestos de trabajo o ceses de actividad en muchas empresas.

Por ello desde UGT «no cesamos en la defensa de los derechos laborales y sociales de los trabajadores y apostamos por el control de precios para controlar la deflación al mismo tiempo que devolver el poder adquisitivo a los trabajadores fundamentalmente apostando por empleos de calidad y defendiendo los puestos de trabajo y los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras».

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.