Presiona "Intro" para saltar el contenido

Unas 80 familias del colegio Arco Iris renuncian a llevar a sus hijos a clase

Los padres denuncian la existencia de mesas corridas y nula separación entre alumnos
Los padres denuncian la existencia de mesas corridas y nula separación entre alumnos

Denuncian que la Junta de Andalucía no ha tomado las medidas necesarias para una “vuelta al cole” con un grado de seguridad razonable

Unas 80 familias de alumnos del Centro de Educación Infantil y Primaria ‘Arco Iris’, en Aguadulce (Roquetas de Mar), han decidido no llevar a sus hijos hoy a clase, para denunciar la falta de medidas en el centro escolar que permitan «un grado de seguridad razonable».

Las familias han hecho públicas sus razones en un escrito, titulado ‘Por una vuelta al cole segura’, que se reproduce a continuación:

Este martes, 15 de septiembre de 2020, somos muchas las familias de alumn@s del CEIP Arco Iris que no vamos a llevar a los niñ@s al centro como medida de protesta. A pesar de los múltiples requerimientos que desde todos los sectores de la comunidad escolar se han hecho a la Administración educativa, esta no ha dictado medidas que aseguren una “vuelta al cole” con un grado de seguridad razonable.

Nuestras inquietudes y temores en cuanto a la seguridad de nuestros hij@s tienen dos vertientes:

Por un lado, consideramos que las directrices generales enviadas a los centros por la Consejería de Educación, son a todas luces insuficientes, y dejan a los equipos directivos desamparados. No se pueden cumplir medidas como mantener una distancia mínima de seguridad si no se provee de más espacios a los centros (muchos ayuntamientos han puesto a disposición de la Delegación edificios públicos para adaptarlos a la docencia, y la respuesta recibida es que no hacen falta), si no se contratan más docentes (uno o dos refuerzos COVID no permiten hacer prácticamente desdobles, por no hablar de INFANTIL, donde el refuerzo es CERO) y si no se provee de recursos materiales a los centros. Desde el equipo directivo nos aseguran que reiteradamente, han solicitado a la Delegación de Educación el cambio de mobiliario para las clases con mesas corridas, donde es imposible cualquier maniobra para ganar unos centímetros de separación y donde los niños están sentados a 11 cm unos de otros.

Por otro lado, desde el centro vemos que existen medidas que creemos contradictorias, como el hecho de que los niños desayunen dentro del aula. Ya que los espacios de recreo están parcelados y las distintas clases no se mezclan, se podría aprovechar el momento del recreo para el cambio de mascarilla (su uso recomendado no debe exceder las 4 horas y entran a las 9, si no van a aula matinal) y permitir que los niñ@s desayunasen al aire libre. También podrían habilitarse otros espacios, incluso al aire libre, para descongestionar las aulas. Creemos que desde el centro se debería presionar más a la Administración, se está poniendo en riesgo la salud de toda la comunidad educativa.

Tod@s queremos que nuestros hij@s vuelvan al colegio, pero de forma segura. Es la salud lo que nos jugamos.

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.